La inconcebible aventura del hombre que fue otro

Manou Fuentes

Una lectura gozosa y salvajemente divertida, una obra que ilumina las esquinas más recónditas del comportamiento humano. El lector tiene delante una sonrisa que llega al alma.

Édouard Pojulebe es un contable solitario y no del todo infeliz que se administra una vida litúrgica donde ningún azar perturba el sosiego de lo previsible. Sólo destaca por su extravagante normalidad y por ese apellido inaudito que tantos disgustos le causó durante la infancia. Es verdad que su existencia resulta a veces algo monótona, pero cierto día el tedio salta hecho añicos cuando un individuo se derrumba en la calle frente al perplejo Pojulebe. El desconocido intenta decirle algo antes de que la ambulancia lo traslade a un hospital. Nuestro hombre decide entonces investigar los pormenores del asombro y descubre que el interfecto posee también el calamitoso nombre que lo atormenta.

Esta novela penetra en el túnel de la identidad con una dinámica, mezcla de humor y perspicacia reflexiva, que hará las delicias de los lectores. Al final, por cierto, se ve la luz.

¿Por qué lo publicamos?

Nadie se espera que acabará convirtiéndose en fugitivo de la justicia, en sospechoso de asesinato; especialmente cuando lleva una existencia de lo más ordenado y aburrido. Pero, como cuenta esta adictiva novela, el día a día encierra sorpresas capaces de trastocar toda una vida.

ISBN 978-84-15996-72-9
283 páginas, Tapa dura, 14x21 cm
Traducido por Dánae Barral
Manou Fuentes - pasó su infancia en la quietud de la Francia rural. Siguió la tradición familiar y estudió medicina, se especializó en anestesiología. El sufrimiento y la soledad de sus pacientes la llevaron a emplear la literatura (su gran pasión) para indagar en los recovecos y claroscuros de la vida. Además de La inconcebible aventura del hombre que fue otro, ha publicado Habemus Praesidem, una sátira de la política y los medios de comunicación.
Otros libros que andan por aquí: